miércoles, 7 de marzo de 2007

La Gigante Capital "Beijing" (Pekin)

De Wúhú volví a Shanghai a buscar algo de ropa y plata que había dejado y decidí partir a Beijing.

Fui a la Estación de Trenes y me compré un ticket de tren, me costó menos de $20.000 y demoraba como 12 horas en asiento blando. En Shanghai es fácil porque en una de las cajas de la Estación hablan inglés.
En la cuna del comunismo, donde todos son iguales, para viajar en tren hay 4 categorías: asiento duro, asiento blando, cama dura y cama blanda. Yo por lo general viaje en los asiento blando y en cama dura ahí uno podía interactuar mas con el pueblo, eran muy baratos y no muy malos. Para suerte mía conocí a una Shanghainesa en el tren y terminamos en un affair, lo que es muy difícil, a diferencia de las africanas las chinitas son muy conservadoras (por lo menos al principio), aparte no hablaba una palabra en inglés así que fue todo un logro. Son extrañas las chinitas, les cuesta dar besos y ni siquiera abren la boca (bueno, eso las primeras 2 horas!!). En Beijing me fui a un hostal muy bueno y entretenido, se dice que es el mejor hostal en Beijing. Esta ubicado en el área protegida y preservada de Hutong, a 10 minutos caminando de Tian'anmen. El barrio era típico chino, con calles pequeñas, como laberintos, con muchos restaurant locales, masajes, peluquerías, almacenes, buenísimo.
Eran 2 lugares de los mismos dueños, un hotel y al frente un hostal: http://www.fareastyh.com/. Era bueno y muy barato, habían habitaciones desde 50 yuanes ($3.500= USD6,5), varias alternativas, en el Hostal o en el Hotel, sin embargo, sólo algunos sabíamos que en el subterraneo de Hotel estaban las habitaciones más económicas (buen dato!).


El Hotel y al frente el Hostal

Con el "Polo", un chileno amigo que trae productos Chinos a Chile. Y a la derecha, una imagen la calle donde estabamos.
La Plaza de Tian’anmen, la explanada urbana mas grande del mundo. Su obelisco de 40 metros de altura es conocido como Renmin Yingxiong Jinianbei ó Monumento a los Héroes del Pueblo.


El "Palacio de Verano" , el mayor jardín real del planeta


El Templo del Cielo, el mayor altar del mundo para venerar el cielo

El Mausoleo de Mao


Hicimos un grupo bien entretenido con alemanes, gringos, italianos, de Guinea, un brasileño, suizos, etc. Con ellos compartíamos almuerzos, comidas y mucha cerveza (pí jiu) Tsing Tao o vino (pú táo jiu) chileno que era el que estaban promoviendo en el hostal.

Beijing es muy distinto a Shanghai, es gigante, a pesar que viven como 12 millones de chinos (en Shanghai deben ser unos 18 millones). Todo es lejos y grande. Fui a Tian’anmen, la plaza mas grande del mundo y famosa por la masacre, vi a Mao!, lo tienen embalsamado (como a Lenin), la gente le hace largas colas para dejarle una flor. Igual no se si era Mao o el doble, tienen 2 o 3 Maos y los van cambiando para darles una manito de gato.
Al lado de la plaza esta la Ciudad Prohibida, es inmenso uno puede estar más de 6 horas caminando adentro, porque en todo el borde tiene mas de un millón de artículos de museo.




La Ciudad Prohibida (o Palacio Imperial) que es el más grande y complejo conjunto de arquitectura antigua del mundo

Por lo general en la mañana tomaba el mapa de Beijing, me hacía una rutina de los lugares para conocer en el día, arrendaba una bicicleta y partía. El problema que Beijing es tan grande que nunca pude hacer ni la mitad de lo que programaba y eso que andaba en bicicleta muchísimo y echo una vela.

Mucha gente se asusta por la cantidad de autos, motos, gente y bicicletas que andan, pero no hay que preocuparse, esta lleno de vías exclusivas para bicicletas y motitos, además hay guardias ayudando a cruzar así que es cosa de acostumbrarse. Si daba más lata el estado de las bicicletas, eran esas pisteras muy antiguas, con ese manubrio como de semicírculo y un canastito y por lo general, con los frenos malos. La verdad es que ni me acuerdo hace cuanto tiempo que no andaba en bicicleta, quizás unos 18 años o más, así que la primera vez que me subí casi me saco la cresta cuando la estaba probando, no se si era yo pero la porquería de bici tiritaba. Es cosa de un minuto y uno se acuerda de los tiempos de infancia, después en las calles le andaba echando carreta a todas las motitos y la verdad es que agarraba un vuelo increíble.

Que lata no haber aprovechado de andar en Shanghai, allá Rodrigo dejó su bici desocupada por un mes y nunca se la ocupé!!

Cambiando de tema, los precios de Beijing son parecidos a los de Shanghai así que todo bien en ese sentido. Un día fui a ver un show de artes marciales de los monjes Shaolin bien bonito, pero parecían más bailarines que kunfutecas, las coreografías eran muy de danza, el show al final nada muy impresionante para mi en términos de habilidades marciales pero la puesta en escena era bien buena. Después traté de ir 2 veces a la Gran Muralla pero los días no me acompañaban porque me toco lluvia algunas veces así que tenía que suspender el tour.



Shaolin Show

Otro día me fui con unas amigas a Tianjin una ciudad puerto industrial y comercial a 120 kms. de Beijing. Llegamos y partimos al Museo, resultó que ya no había museo, fuimos al mercado de antigüedades y tampoco existía. Es increíble lo rápido que esta creciendo China yo andaba con la guía turística del año pasado y todo había cambiado!! Era todo como el paseo Ahumada, tiendas, promotoras, música, malls. Fue como mucho, estos chinos hacen los edificios rapiditos, pero espero que no se pongan muy consumistas. Una vez finalizado el viaje me enteré que en esta ciudad esta el mayor Hospital de Medicina Tradicional de China, pero bueno, será para un próximo viaje.

En Tianjin, durante 1955, se fabrico el primer reloj chino!

Calles comerciales del centro

Pescando en el río que cruza Tianjin

Los pájaros son una típica afición china, son como animales domésticos. A la derecha, una tienda de novios, era extraño en esa ciudad había muchas tiendas relacionadas con el matrimonio??

Al final en Tianjin nos dedicamos a comer, era muy barato y muy abundante.
.
.
.
Otra de las razones para haber ido a Beijing es que allá se encontraba la Embajada de Vietnam y yo quería la Visa para pasar unos días en Vietnam y en Laos. Sin embargo, en Beijing conocí a mucha gente que venía bajando desde Rusia (Transiberiano) y Mongolia (Transmongoliano) y me mostraron unas fotos preciosas, así que cambie y decidí irme a Mongolia.

Partí a la Embajada de Mongolia para tramitar la Visa, estuve cerca de 4 horas esperando, cuando me atendieron me dicen que los chilenos no necesitabamos Visa!!, yo no lo podía creer, sólo USA, Israel y Chile no necesitaban Visa para Mongolia, yo le mostré a Chile hasta en el mapa y la funcionaria me aseguró que no necesitaba y que fuera no más y cruzara.

Me tomé un bus de Beijing a Erlian o Erenhot, una ciudad al norte frontera con Mongolia. El bus era “salón cama” pero muy extraño, tenía tres corridas de camarotes, nunca había visto algo igual, las camitas eran chicas (para chinos) pero igual salvaban. Los únicos turistas que iban era una pareja francesa-belga, Thierry y Eliane y un gringo que por asuntos de Visa tenía que cruzar la frontera y regresar a China. Con la pareja nos hicimos bien amigos, son unos aventureros increíbles, estan en un viaje de 5 años y mayormente recorren el mundo en bicicleta. Son absolutamente libres, el año pasado por ejemplo, se fueron a pasar el invierno a Siberia, que debe ser uno de los lugares más fríos del mundo, después de esos 3 meses yo creo que en ninguna parte más sintieron frío!!

El interior del tren, con sus camarotes

Bueno, llegamos como a las 5 de la mañana a Erlian, todavía oscuro, el bus nos dejó en el Terminal. Estaba lleno de taxis que ofrecían llevarte a un hotel y cobraban un poco caro, pero nosotros no necesitábamos un hotel porque sólo teníamos que esperar que saliera un poco el sol para ir a cruzar el borde y llegar a Mongolia. Al final, un taxista dijo que nos llevaba a la frontera, sin embargo, cuando ibamos viajando nos subió el precio y nos quería llevar a un hotel, al final nos bajamos indignados y Thierry lo escupió!!, ya veía que el taxista iba a buscar a sus amigos y nos volvía a pegar.

Al final para hacer hora nos metimos a un buen Hotel, el "Pacific International" que estaba como a 5 cuadras de la estación de buses, esa fue una buena elección porque aparte tenían desayuno buffet barato y donde se podía comer a destajo.


Este es un buen dato para la espera del tren
Siendo ya de día, nos fuimos en taxi hasta la frontera de China y ahí comenzó a funcionar la burocracia, los chinos no tramitaban tanto, pero no nos dejaban cruzar la frontera a pie. Según ellos los Mongoles al otro lado nos iban a diparar, al final nos pusimos a discutir y yo hablé con unas policías bien guapas pero ellas decían que no podían ayudarnos, era absurdo, porque tampoco habían taxis para cruzar, sólo habían unos jeep de gente particular (pero coludidos con la policía) que te cruzaban y cobraban lo que quería. Bueno después de pelear media hora no nos quedó más de pagarle al auto y salir de China. Al llegar a Mongolia el mismo cuento, no podíamos salir caminando y teníamos que tomar otro auto!
Cuando llega al momento de cruzar, la policía Mongol me dice que si necesito Visa!!, yo no lo podía creer, me anduve enojando y ellos se pusieron muy pesados y me querían devolver a China!!. El imbécil con que me agarré era el Jefe, así que al final tuve que ir a su oficina pedirle perdón y pagar por la Visa obviamente más cara porque era de trámite urgente.

Por fin llegamos a Mongolia!!!!, pero ese tema lo contaré en el post siguiente.